viernes, 28 de octubre de 2016

Estudiantes de la Escuela de Música Coofisam, entre los mejores ICFES del Huila



Cinco estudiantes de grado 11° del municipio de Garzón pertenecientes a la Escuela de Música Coofisam, obtuvieron uno de los mejores puntajes del ICFES en el Huila este año. Su excelente desempeño los ubicó como potenciales beneficiarios del programa nacional “Ser Pilo Paga”, el cual otorga becas de estudios de educación superior a los estudiantes de grado once con los mejores resultados de dicha prueba en todo el país.

Santiago Andrés Núñez, Paola Andrea Trujillo, Juan Pablo Díaz y Laura Daniela Manrique, estudiantes del Colegio Nacional Simón Bolívar; y Juan Pablo Rodríguez del Colegio Cooperativo La Presentación, fueron los cinco estudiantes de la Escuela Musical Coofisam que sobresalieron en las pruebas.

Con este importante logro queda demostrado que los procesos de formación musical permiten a niños, niñas y jóvenes obtener un mejor desempeño académico y por supuesto, un óptimo desarrollo personal.

Paola Andrea Trujillo, estudiante de grado once del Colegio Nacional Simón Bolívar, se mostró entusiasmada por el resultado y destacó la importancia de la Escuela Musical Coofisam en su nivel académico.




“Ingresé a la escuela musical en 2014. Inicialmente estuve en clases de guitarra, luego en coro y ahora estoy en el grupo de música campesina. Estar en la música me ha ayudado en los procesos intelectuales y lo hace a una más creativa”, dijo Paola Andrea quien ahora espera los resultados de las universidades a las que se presentó, en las carreras de Lenguas Modernas o Relaciones Internacionales. 

Por su parte, Juan Pablo Díaz, estudiante del Colegio Nacional Simón Bolívar de Garzón, también destacó su participación en la Escuela de Música Coofisam y los aportes a su formación académica que le permitieron un puntaje de 374 en las pruebas.

“Estar en la Escuela de Música Coofisam me ha permitido tener más disciplina en el ámbito académico y en la vida diaria en general. La música también me ha ayudado en la parte cognitiva, pues estar desde pequeño en ella le ayuda a uno a mejorar la capacidad de pensamiento y el sentido crítico hacia las cosas”, expresó el estudiante, que fue admitido a la Universidad Nacional en la carrera de Ingeniería Industrial, con un puntaje de 696 en el examen realizado por esa institución.

“La invitación es a los niños y principalmente a los padres de familia para que motiven a sus hijos a la música y los vinculen a los diferentes grupos de guitarra, guitarrillo, piano, estudiantina, música campesina y demás, que ofrece la Escuela de Música Coofisam, como una posibilidad de crecimiento personal y espiritual, pero además para contribuir a una mejor formación académica”, concluyó el estudiante.